COMPRAR

SUPRACAFÉ RECONOCE LA LABOR DE LAS MUJERES CAFICULTORAS DEL CAUCA, COLOMBIA

Doña Elisabeth Trujillo y Doña Fabiola Tombe forman parte de las casi 200 mujeres caficultoras integradas en AMUCC –Asociaciación de mujeres caficultoras del Cauca-, que participan en la producción de café en la zona del Cauca en Colombia a través de este programa social de la Cooperativa de Caficultoras del Cauca.

SUPRACAFÉ, la única empresa cafetera española con hacienda propia en Colombia, ha invitado a dos de las caficultoras de la región del Cauca en Colombia, Doña Elisabeth Trujillo y Doña Fabiola Tombe, para dar a conocer en España la labor social de SUPRACAFÉ en la región y acercar también todo el proceso de elaboración, desde la recolección hasta llegar a la taza de café, de un producto único, el café 100% arábica SUPRACAFÉ.

En un encuentro en la pastelería Mallorca en Madrid, quienes ofrecen desde hace 25 años café SUPRACAFÉ continuando así el compromiso con sus clientes de ofrecer la máxima calidad en sus productos, ambas caficultoras han compartido junto con el director general de SUPRACAFÉ, Ricardo Oteros, la labor de la compañía.

“La responsabilidad social forma parte del ADN de SUPRACAFÉ desde sus orígenes y hoy es el pilar estratégico sobre el que se desarrolla el modelo de negocio, misión y valores”, indica Ricardo Oteros, director general de la compañía.

Doña Elisabeth Trujillo y Doña Fabiola Tombe pertenecen a la asociación de mujeres caficultoras AMUCC, un programa social que nació en 1999 gracias al compromiso de responsabilidad social de SUPRACAFÉ quienes mejoran la situación de las mujeres de diversos municipios del Cauca en riesgo de exclusión social.

Las caficultoras destacan la importancia y el peso que ejerce la asociación en la zona ya que las ha permitido establecer sus cafetales y poder vender el café a un mejor precio gracias al compromiso que estableció SUPRACAFÉ con ellas.

Mejora de la comunidad en una zona conflictiva

Desde el inicio de SUPRACAFÉ en 1990, la estrategia de la compañía ha sido ayudar a mejorar la sociedad y a disminuir la brecha existente con los colectivos desfavorecidos. Desde hace décadas la región del Cauca es un núcleo donde operan grupo ilegales que conforman un escenario de conflicto social y militar dando lugar a desigualdades sociales y a familias con riesgo de exclusión social.

Mediante un punto de vista experto y comprometido con la cultura del café, SUPRACAFÉ se ha involucrado en profundidad para trabajar directamente con las comunidades productoras apoyando la agregación de valor en cadena con sus socios de las cooperativas de caficultores de Colombia. De esta forma, ponen de manifiesto sus valores en todas las fases de la cadena de valor de su producto: cultivo, producción, elaboración y comercialización.

La asociación AMUCC, desde el principio, es un proyecto innovador que se basa en el desarrollo de un nicho de mercado de cafés de alta calidad en el mercado español desarrollando una estrategia de alianza estratégica con los productores de café de Colombia a través de la Cooperativas de Caficultores, y en concreto con su sociedad exportadora de café EXPOCAFÉ, quienes permiten conocer de primera mano la realidad que rodea a los productores de café, el elemento más débil y desprotegido de la cadena, a la vez que el más importante.

La labor social que ha venido desarrollando SUPRACAFÉ en la zona cafetera del Cauca colombiano para ayudar a mejorar la calidad de vida de las mujeres caficultoras con las que trabaja y a disminuir las diferencias existentes entre los colectivos más desfavorecidos ha contado con el apoyo de Café Mundi, EXPOCAFÉ y la Cooperativa de Caficultores del Cauca.

Actualmente SUPRACAFÉ, junto con TECNICAFÉ y la Gobernación del Cauca, hace una apuesta adicional por la generación de valor a través del empoderamiento de las mujeres, la transferencia tecnológica y la innovación.

Por ello, la responsabilidad social, la transparencia, la sostenibilidad y el fomento del desarrollo de las personas a través del I+D+i son los principales valores de SUPRACAFÉ.